Screen Shot 2018-06-03 at 4.16.37 PM.png

We're the band DAYAN. And we realized something beautiful about the city that created us.

New York Subway lines match the musical notes. If we translate our daily commutes into sounds, all of a sudden everybody in New York is making music everyday.

We wanted to find a way to have the almost 9 million New Yorkers participate in the creation of a song. So we looked for the most trafficked train stations of each borough and traced a commute that connected all of them, starting from our studio in Williamsburg.  The trains of this commute, G - A - F - E - B - D - A, became the base melody of our song CRECER LEJOS.

Somos la banda DAYAN. Y nos dimos cuenta de algo hermoso sobre la ciudad que nos parió.

Las lineas de metro de Nueva York corresponden a las notas musicales (en el cifrado americano). Si traducimos los trayectos en metro a sonidos, cada neoyorquino se convierte en músico.

Queríamos hacer que los 9 millones de neoyorquinos pudiesen participar en la creación de una canción. Así que buscamos las estaciones de metro más transitadas de cada distrito y trazamos un trayecto que las uniese, empezando por nuestro estudio en Williamsburg. Las lineas de tren que formaban el trayecto, G - A - F - E - B - D - A, se convirtieron en la melodía de nuestra canción CRECER LEJOS.

 

 
 
DOWNLOAD THE SONG
 
Screen Shot 2018-06-03 at 4.17.45 PM.png
Screen Shot 2018-06-03 at 4.17.56 PM.png

.The Sound of

our commitment

Nuestro compromiso siempre ha sido compartir un mensaje honesto a través de nuestra música, pero dada la situación que el país está viviendo, queremos hacer algo más. Es por eso que nuestra canción Crecer Lejos puede ser bajada por el precio de un ticket de metro y todo lo recaudado va a ser donado a “United we dream”, una organización dedicada a luchar por la dignidad de los inmigrantes.

We're committed to delivering an honest message through our music, but given the times this country is living, we want to do something more. That’s why our song Crecer Lejos is available for purchase for the price of a subway ride, and all of the proceeds will be donated to the "United We Dream", a non-profit dedicated to fighting for justice and dignity for immigrants and all people.

 
 
 

.the song

Crecer Lejos

The lyrics of Crecer Lejos, in English “To Grow Afar”, explore a feeling that connects millions of immigrants here in New York: the distressing emotions we go through when we leave our home countries in the pursuit of betterment and how with the years we come to understand that those emotions will never leave and, in fact, will mature alongside us.

La letra de la canción Crecer Lejos explora un sentimiento que nos une a millones de inmigrantes en esta ciudad: el dolor de dejar el país de origen en búsqueda de una oportunidad o una mejor realidad y el darse cuenta con los años que esos sentimientos nunca desaparecen, sino que van madurando con uno mismo. 

 
 
 
 
mapa-web.jpg
 
Screen Shot 2018-06-03 at 4.18.14 PM.png
 
 
 

.the protagonists

you, new yorkers

Necessity. Yearning. Happenstance. – Regardless of the reason, emigrating is not easy. These are some of the millions of brave souls that did so. Anonymous protagonists of our city. The faces we share the subways trains everyday. They are who make New York be what it is. Lives lived afar from loved ones, with deep longing but with tireless will to go forward, with a great smile.  We shared a commute with them and they shared their beautifully unique story with us.

Como dijo el gobernador Andrew Cuomo: ser el estado más diverso del mundo es lo que hace que Nueva York sea como es. Millones de neoyorquinos vinieron por necesidad, capricho o casualidad. Estos son algunos de ellos. Valientes que viven lejos de gente amada, con nostalgia, pero con una gran sonrisa y el más grande de los ímpetus para seguir adelante. Compartimos un trayecto en metro con ellos. Y ellos compartieron sus historias con nosotros. 

 
 
 

DSCF1461.jpg
 
 
 
 

A menudo me pregunto por qué vine a Nueva York con mi hijo, siendo madre soltera. Ya sabes, no es necesariamente la opción más fácil. Pero la diversidad que hay aquí, no la he podido encontrar en ningún otro sitio.

Una de las cosas que más me gusta de criar a mi hijo aquí, es que él pueda ir a una escuela pública. Yo creo en el sistema de escuelas públicas, especialmente en Nueva York. En su clase hay como doce nacionalidades diferentes. Niños de todas partes: de Guatemala, Ecuador, Polonia, Pakistán... El hecho de que pueda crecer con esta diversidad me hace sentir realmente orgullosa.

Los dos estamos un poco preocupados por lo que está sucediendo. Somos muy afortunados porque ambos somos ciudadanos estadounidenses. Pero igualmente nos afecta porque toda la gente que conocemos aquí proviene de otro lado. Y hoy por hoy, sí sentimos una ansiedad.

 

 

 

Sin embargo, sé que entre todos los neoyorquinos saldremos adelante. Una de las razones por las cuales lo siento así es porque recibo recordatorios del universo que me dicen que aquí es donde tenemos que estar. Hace poco recibimos una carta de la escuela de mi hijo. Una carta que me conmovió porque muestra el apoyo a la comunidad inmigrante.

Quiero compartirles un fragmento: “Estamos orgullosos de nuestra diversidad. Hay padres, estudiantes, directores, maestros y empleados que son inmigrantes, y son parte de lo que hace que nuestra escuela y Nueva York sean los lugares increíblemente fuertes y vibrantes que son. Si usted o su familia llegaron hace cien años o cien días, estamos a su lado.”

Y esa es la razón por la que sé que éste es nuestro hogar.

 
 
 

DSCF1849.jpg
 
 
 
 

Vengo de Israel, donde crecí toda mi vida. Después de ir al ejercito allí, decidí salir a explorar el mundo. Llegué aquí en el 2003 para visitar a un amigo. Planeaba quedarme 3 semanas y terminé quedándome durante 6 meses. Me enamoré.

Nueva York era muy atractiva por toda la gente que conocí. Gente de diferentes lugares, con mente abierta y muy afectuosa – un ambiente muy inspirador donde ser diferente no es negativo. Tantas personas son diferentes. Tantos son inmigrantes. Hay una sensación de que todos son amigables y aceptan las opiniones de los demás, sus creencias y religiones.

La idea de dejar Israel no fue pensada. Simplemente ocurrió así. Mis objetivos al principio eran bastante a corto plazo, quería sacarme un título y ver después qué hacer. Pero entonces, conocí a alguien y todo pasó a ser más permanente y los planes a ser más a largo plazo.  

Cuando vuelves a Israel dices estoy aquí en Nueva York y voy a mi casa de visita, pero con los años eso va cambiando y la larga piensas ésta es mi casa ahora y estoy yendo de visita a este otro lugar, que solía ser mi hogar.

 
 

DSCF1513.jpg
 
 
Carolina-G-F.png
 
 

Soy Colombiana. Vine a Nueva York cuando tenía 19 años, junto con mis hermanos. Mis padres vinieron 6 meses más tarde por temas de visa. Vine aquí con un maleta y mi única conexión con mi pasado era mi osito de peluche. Desde entonces, me convertí en abogada de inmigración y en artista.

Como inmigrante, este tiempo en el que vivimos es muy duro, muy preocupante. Tengo dos hijos con los cuales estoy muy feliz viviendo aquí en los Estados Unidos, pero me preocupa su futuro. Siento que otra vez soy aquella chica de 19 años y que quizás tenga que huir de nuevo de un país en el que estuve toda mi vida.

La incertidumbre y la laceración de los derechos de los inmigrantes me afectan a nivel personal. A decisiones que normalmente me tomarían cinco minutos, como comprar una lámpara, les doy muchas vueltas: “debería invertir en esto, o debería ahorrar por si debemos abandonar el país, o si vienen a por mi, debido a mi franqueza”. Sin mencionar las llamadas. Mi teléfono no deja de sonar. Clientes con los que no he hablado en años, que temen ser deportados y separados de sus familias.

 

 

Ésta es la parte que realmente me afecta y con la que realmente puedo identificarme: con las madres que tuvieron a sus hijos aquí y se ven a sí mismos teniendo que separarse para siempre de ellos, sin saber qué les afectará o qué pasará con su futuro. Es muy desconcertante. Estoy tratando de poner en contacto diferentes organizaciones con personas que necesitan estar listas y dejar a sus hijos con un abogado para que puedan tomar decisiones en el caso que los detengan.

Pero lo que es más aterrador son los cambios en las leyes que no tienen absolutamente ningún sentido y están dirigidos principalmente a las comunidades hispanas. Es realmente un problema que va más allá de lo ilegal y por eso, tenemos que pelear. Cada vez que ves un auto de la policía piensas que están haciendo una redada. Piensas a quién tienes que llamar. Así que son tiempos realmente preocupantes los que estamos viviendo.

 
 
 

DSCF1390.jpg
 
 
Shash-E.png
 
 

Vine a Nueva York en 2013 desde India para convertirme en actor. He trabajado en fotografía, cine, actuación y dirección.

Definitivamente echo de menos mi hogar. Tengo muchas historias que hacen que quiera volver a casa para contarlas. Estar cerca de mis padres, mis sobrinas y sobrinos, mi hermano y mi hermana – mi familia.  A veces pesa, sobretodo cuando no estoy trabajando y tengo tiempo de pensar en ello, pero en general estoy siempre afuera, trabajando mucho.

No hay una ciudad como Nueva York que te dé, o me dé la libertad de ser quien yo quiero ser, de hacer lo que yo quiera hacer y de vivir el tipo de vida que quiero.

Y es muy divertido porque hay tanta gente de tantos lugares diferentes, con modos de operar tan dispares. Todas, personas que dejaron sus vidas atrás en la búsqueda de algo nuevo.

Con lo que está ocurriendo, me he dado cuenta de que todos estamos mucho más unidos. La gente salió a la calle a manifestarse, y eso me da esperanza. Porque en realidad, esto es cuestión de qué: tres, cuatro años, y luego todo volverá a la normalidad? Tal vez será todo mejor. ¿Quién sabe?

Así que ahora nos quedamos, luchamos y trabajamos.

 
 
 

DSCF1724.jpg
 
 
Merve-A.png
 
 

Mi nombre es Merve. Soy mitad Turca y mitad Francesa. Vine a Nueva York hace unos 8 años, con visa de entrenamiento, luego conseguí una visa de trabajo. Tras varias renovaciones, me cansé y decidí entrar y salir del país como turista. Lo hice durante un año y medio.  

Al principio, no me importaba estar lejos de mi familia. Pero a medida que pasa el tiempo y ahora que mis abuelos se hacen mayores, trato de volver una vez al año, si puedo, teniendo en cuenta lo caro que es viajar.

El contexto político en este momento es horrible. Viniendo de Turquía a un país desarrollado donde se supone que todo es mucho mejor, ahora se siente como fuimos para atrás y la situación se acerca a la de mi país de origen. 

Soy inmigrante y ser tratada de esa manera se siente mal. Los Estados Unidos fueron construidos por inmigrantes, ¿Cómo no vas a dejarlos entrar? Cuando había refugiados Sirios en el aeropuerto sin poder entrar y él (Trump) hablaba de temas como prohibir el aborto. ¿Te importa más un feto dentro de mí a que haya niños retenidos en el aeropuerto, que necesitan comida y alojamiento? No se, no lo entiendo.

Lo que está pasando de alguna forma es positivo. Es cuando hay un cambio radical en el gobierno, que la gente sale a manifestarse. Yo no hubiese salido a la calle como he hecho estos meses, si no estuviese ocurriendo todo esto. Estamos viviendo este cambio tan extremo, y gente que antes tenía una actitud pasiva ante muchas injusticias, ahora sale a la calle.

 
 
 

DSCF1942.jpg
 
 
Soli-.png
 
 

Llegué a Nueva York hace menos de un año, por amor. Estuve aquí durante un tiempo, conocí a mi marido actual y decidimos que queríamos estar juntos. Así que me mudé y menos de un año después, nos casamos.

Tengo dos nacionalidades. Mi negocio está en el Reino Unido así que me gustaría poder viajar regularmente. Pero en este momento, la situación no está clara, así que estamos esperando para ver qué ocurre.

Más allá de esta situación, amo esta ciudad. Es genial. Me enamoré de ella. Y estoy realmente feliz de estar aquí cada día. Es tan similar a Londres en muchas cosas y tan distinta, al mismo tiempo.

Es una ciudad de inmigrantes y la gente sale a mostrar su apoyo. Al final, América se construyó sobre la inmigración así que esta idea de ser anti-inmigrante no tiene mucho sentido. Por eso me da esperanza que tanta gente aquí demuestre que sí lo valora.

 
 
 

metro.jpg
 
 

.the band

dayan

We're a Brooklyn-based Latino-American band that mixes Argentinian and Peruvian folkloric sounds with cinematic textures to reexamine our cultural roots through the lens of a new musical environment.  We are Argentinian singer-songwriter/synth bassist Laura Dayan, Peruvian guitarist/producer Darko Saric, and American drummer Mike Dawson.

Say hi!

Somos DAYAN, una banda Latino Americana con base en Brooklyn. Mezclamos folklore de nuestra tierra con texturas cinematográficas, creando melodías nostálgicas que redefinen este tradicional estilo musical. Somos Laura Dayan (cantante, compositora y bajos/synth) de Argentina, Darko Saric (productor y guitarrista) de Perú, y Mike Dawson (batería) de USA.

¡Escríbenos!

 
 
 

.agradecimientos / .special thanks